La tipa

¿Quién se esconde tras la espiral de la Oficina Tipográfica Marvel?

tara-vegaUna tipa que bajo el nombre/seudónimo de Tara Vega intenta dar forma a un proyecto de vida, unificando la recuperación de una técnica artesanal de impresión de más de 500 años de vida con el mantenimiento del negocio familiar abierto desde hace más de 50 años.

Tras 7 años en la universidad, estudiando carreras sociales muy interesantes pero con escasa perspectiva profesional, llegó la hora de la inserción laboral acompañada por los tiempos de crisis. Una conversación con mi padre me hizo regresar de un viaje por Europa del Este para “echarle una mano” en su imprenta: necesitaba alguien que trabajase para él pero que no pidiera un sueldo a final de mes. Quién mejor para esta tarea que su hija, que ha terminado los estudios vs. no sabe qué hacer con su vida.

Volví a meter el pie en la imprenta y no solamente para doblar/casar/grapar en los momentos de mayor ajetreo, como había sido la costumbre durante mi adolescencia. Ahora me tocaba aprender diseño gráfico, contabilidad y magia para que el negocio se mantuviera a flote.

¿Y dónde quedaba la tinta? Entre número y número empecé a hacer cosillas con las que mancharme las manos, que es lo que a mí me gusta. Que si una libreta, que si unas tarjetas de visita, que si un calendario menstrual… Y entre unas cosas y otras, llegó el día en que descubrí que este trabajo me apasiona.

Razones no me faltan: dar continuidad al taller de tipografía de mi abuelo, ser mi propia jefa, tener un trabajo creativo. Obstáculos tampoco faltarán, empezando por el hecho de que no soy más que una aprendiz. Y no hablemos del esfuerzo para introducir en el mercado un negocio que ha perdido «importancia» ante el surgimiento de las nuevas tecnologías. Y…

Y vamos a dejarlo aquí, que de lo que se trata es de ser optimista y estar motivada.

Ahora que ya sabes quién soy, ¿qué me dices?
¿Me acompañas en este proceso de aprendizaje?